Post Cultura Emocional Pública

El papel clave de los agentes comunitarios y comunitarias

Trabajamos incansablemente por un futuro mejor, un futuro más prometedor pero sobre todo un futuro donde transversalmente se implante una política pública interdepartamental que socialice la educación emocional.

Medidas que contribuyan a la promoción de la salud y del bienestar emocional y que así se conviertan en determinantes en la salud comunitaria, el civismo y la convivencia.

El objetivo de Cultura Emocional Pública es contribuir al bienestar emocional personal y comunitario por medio de la promoción de la salud emocional de toda la ciudadanía, socializando la educación emocional y convirtiéndola así en cultura emocional comunitaria y pública.

Hemos diseñado una metodología que estamos testeando desde el año 2015 sometida a evaluación continua, que trabaja en paralelo soluciones a medida personales, comunitarias, institucionales, organizacionales y soluciones estructurales.

  • Capacitación emocional de las agentes comunitarias transversales (principalmente municipales).
  • Capacitación emocional de las instituciones, organizaciones y entidades transversales.
  • Generación de estrategias comunitarias de socialización de la educación emocional.
  • Generación de nodos de educación emocional comunitaria distribuidos estratégicamente por el territorio.
  • Diseño de soluciones comunitarias y estructurales en materia de política pública o política corporativa para la promoción del bienestar emocional.

Pero, ¿Qué es realmente la consciencia emocional?

La consciencia emocional la podríamos definir como la competencia para tomar consciencia y comprender las propias emociones y de las emociones de los demás, incluyendo la habilidad para captar y entender el clima emocional de un contexto determinado.

Los agentes comunitarios y comunitarias tienen un papel imprescindible en la sociedad que vivimos y es fundamental trabajar su emocionalidad y resiliencia para afrontar de forma contundente tres competencias clave para estas agentes del cambio, como son:

  • Consciencia Emocional.
  • Regulación Emocional.
  • Autonomía emocional.

 

Consciencia emocional

Como dijo Daniel Goleman, «Cuanto más abiertos estemos a nuestros propios sentimientos, mejor podremos leer los de las demás personas«.

Es vital identificar las emociones para llegar a comprenderlas originando un cambio de primer orden.

Así como de disponer de buenos hábitos para darnos cuenta de lo que sentimos y finalmente hacemos.

Desde Cultura Emocional Pública describimos la consciencia emocional como la competencia para tomar conciencia y comprender las propias emociones y las emociones de las demás personas (gracias en parte, a la actitud empática), incluso también de captar y comprender el clima emocional de un contexto concreto.

Es importante detectar desde qué emoción nos relacionamos con las demás personas o dirigimos nuestras acciones ya que esto nos permite tomar consciencia y partir desde un punto diferente.

El sabio Albert Einstein decía que solo haciendo las cosas de forma diferente se obtienen también resultados diferentes.

A veces, sentimos emociones múltiples y esto nos genera confusión, pero es importante detectar estas confusiones, ya que es en este instante de análisis y descubrimiento cuando estamos tomando consciencia de nuestro estado ayudándonos a tomar consciencia.

No olvidemos que las pequeñas emociones son los grandes capitanes de nuestras vidas y las obedecemos sin darnos cuenta.
– Van Gohg

 

Regulación emocional

La regulación emocional tiene relación con la capacidad de gestionar de manera apropiada y en cada momento las propias emociones y los climas emocionales de los contextos en los que interactuamos.

Nuestro entrenamiento y orientación para agentes comunitarios y comunitarias se sustentan en la creación de buenos hábitos para hacer frente a las emociones desfavorables y sus adversidades; y recursos para generar bienestar propio y colectivo.

Bajo este marco y trabajando esta competencia emocional, discernir e interpretar correctamente emoción, cognición y comportamiento es una tarea imprescindible.

En definitiva, saber afrontar situaciones emocionalmente difíciles o complejas; potenciar las emociones agradables y gestionar las desagradables.

«Trabajar las emociones te permite hacer mucho mejor tu trabajo y, como actores del municipio, contribuir al bienestar emocional de nuestros vecinos y vecinas».
Agente comunitaria de Breda

 

Autonomía emocional

La autonomía emocional, es la tercera de las competencias que trabajamos con los agentes comunitarios y comunitarias.

No existe distancia entre responsabilidad y libertad. Podrías estar preguntándote ahora qué es la autonomía emocional, ¿verdad? es muy fácil, es lo contrario a la dependencia emocional.

No hay nada más bonito y dichoso que sentirse libre, ¿no crees?

La autonomía emocional tiene relación con la capacidad de la persona de auto gestionarse emocionalmente: incluye la autoestima, la actitud positiva, la responsabilidad, la capacidad para analizar las normas sociales constructivamente, el saber pedir ayuda a las demás personas …

Buenos hábitos para querernos más y mejor, motivarnos y mantener una actitud siempre positiva.
Ya que solo así se puede producir un cambio interior, para crear una realidad exterior, siempre al unísono.

Pongámonos en marcha…

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *